Marketing con influencers

Marketing con influencers

¿Es rentable hacer campañas de marketing con influencers?

Algo que resulta atractivo para muchas empresas, pero que poco a poco pierde confianza en los resultados. Los influencers tienen ese enganche de conseguir llegar a un gran número de usuarios con un solo post (incluso ahora es simplemente con un storie), siendo un único impacto a gran multitud.

Las empresas quieren posicionarse en el mercado, hay mucha competencia y los productos más vistos son aquellos que se muestran a través de los influencers.

La relación entre dejarte la cabeza y el dinero pensando en estrategias de marketing, visuales,… se ha resumido en un trueque de dinero, experiencias o productos a cambio de un post. Parece simple y sencillo.

Ahora bien, llegamos a un punto en el que lo rentable para las empresas que se anuncian es lograr su objetivo y llegar al éxito que no siempre se consigue.

Sobre esto, existen cálculos que apuntan que un tercio de todo lo que se invierte en influencers es nulo u otro que revela que cuando la audiencia es legítima, el 61% de los consumidores no tienen en cuenta lo que se recomienda.

¿De verdad? Y es que la utilización y la rentabilidad de este tipo de acciones están cada vez más en entredicho.

<< En 2018 las marcas españolas invirtieron 35 millones en campañas con influencers, un 400% más que en 2017. La mitad de esa inversión no tuvo ningún retorno>> Estudio de la agencia H2H*

Los macroinfluencers, aquellos que han conseguido hacerse populares entre las redes y que gozan de millones de seguidores, son los que a simple vista parecen los más recurrentes para este tipo de acciones, pero sin lugar a duda, deberíamos considerar que los microinfluencers son incluso más apropiados para este tipo de campañas.

Los microinfluencers, aquellos que su media es de 10.000 seguidores, pero que están muy especializados en temas en concreto, siendo más capaces de optimizar los recursos invertidos, son más económicos, puedes diversificar tu campaña y consigues un mayor número de audiencia implicada.

Uno de los casos más sonados en los últimos meses es el de Arii, una joven estadounidense con más de 2,5 millones de seguidores en su cuenta de Instagram que creyó que era el momento perfecto para lanzar su propia firma de ropa con un final inesperado.

  Arii no pudo conseguir ni tan siquiera el mínimo de pedidos –36–que le exigía el fabricante para comenzar a confeccionar las prendas y realizar los envíos. Su capacidad de liderazgo fue muy inferior a lo aparentemente previsto, generando un debate sobre las cuentas de las influencers y su poder real de crear tendencia.

Lo que se recomienda, antes de diseñar una acción con influencers es identificar qué segmentos componen nuestra audiencia, sus valores, intereses,… para identificar aquellos influencers más relevantes para nuestra audiencia.

Teniendo en cuenta que ha de prevalecer el poder de prescripción del influencer sobre el de generar conocimiento, por tanto es más efectivo guiarse por influencers con un menor número de seguidores pero con mayor influencia (microinfluencers), que un gran número de seguidores pero con menor poder de influencia (macroinfluencers).

Marketing con influencers
Valora este post
¡Compártelo con tus contactos!

Uso de cookies

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

ACEPTAR
Aviso de cookies